Home / 2020 / Mercedes Benz AMG C63 S Cabriolet del 2020 – Prueba de manejo

Mercedes Benz AMG C63 S Cabriolet del 2020 – Prueba de manejo

Tuvimos la oportunidad de manejar el Mercedes Benz AMG C63 S Cabriolet del 2020 y la verdad no hay suficientes palabras para describir esta obra de arte.

AMG C63 S Cabriolet fabricado en la planta de Bremen en Alemania.

El Mercedes-Benz C-Class viene en 3 versiones de carrocería: sedán, coupé y convertible.

Cuando se menciona C Class Cabriolet sabemos que es un convertible de lujo totalmente cargado de poder y tecnología. 

El primer Mercedes-Benz C-Class Cabriolet se presentó en el Auto Show de Ginebra 2016, basado en el Coupe Clase C, manteniendo las mismas dimensiones básicas, pero este es un poco más alto. 

El techo de lona acústico de triple capa se puede abrir o cerrar en 20 segundos a una velocidad de hasta 31 MPH

En el interior, el estilo de AMG está presente en cada detalle combinando materiales de primera clase y un diseño deportivo. 

La tecnología muestra el sistema de navegación de primer nivel y los gráficos son mejores que los del modelo anterior. 

Por supuesto se incluyen puertos USB, sistema de sonido Burmester con 13 parlantes, un lector de tarjetas SD y Bluetooth con Android Auto y Apple CarPlay. 

Asientos delanteros AMG Performance eléctricos con 14 posiciones de memoria

Vemos el interior compacto y elegante, con una iluminación ambiental multicolor de hasta 64 colores. 

El motor biturbo está fabricado artesanalmente y firmado por su constructor, es un AMG de 4.0L V8 con 503 caballos de fuerza y un torque de 516 libres pie de torque.

La transmisión automática es éxclusiva de AMG llamada  Speedshift MCT de 9 velocidades.

Acelera de 0 a 60 millas en solo 3,9 segundos.

En cuanto a seguridad se destacan la asistencia activa de frenado con tecnología basada en radar, que puede alertarlo si se está acercando a un vehículo demasiado cerca y que puede ocurrir una colisión.

Este sistema inteligente puede proporcionar automáticamente un nivel de frenado adecuado para ayudar a prevenir una colisión o reducirla.

El AMG C63 S Convertible tiene un diseño interior moderno con pantalla central de alta resolución de 10.25 pulgadas, la misma ofrece lecturas de mapas de navegación y menús animados.

Las opciones de pantalla dividida permiten mostrar múltiples funciones al mismo tiempo y se puede acceder a través del control de consola o el botón de control táctil derecho en el volante. 

En el panel de instrumentos exclusivo de AMG trae indicadores rojos iluminados y tiene detalles metálicos plateados; el conductor puede desplazarse desde el volante por una variedad de menús útiles, incluidos dos menús exclusivos de rendimiento AMG.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El exterior del nuevo C 63 S impresiona, se destacan la parrilla frontal exclusiva de AMG con rejillas verticales, una aleta transversal en las entradas de aire externas, y el parachoques delantero da un énfasis aún mayor al ancho del vehículo. 

En la parte trasera sobresalen cuatro tubos de escape AMG trapezoidales

Las llantas de aleación de 19 pulgadas son AMG 5 de doble radio.

Mercedes Benz AMG C63 S Cabriolet del 2020, un convertible con un toque de distinción.

Producción: Luis Fernández

.

 

 

 

About Enrique Kogan

Check Also

Hyundai Sonata Hybrid Limited del 2020 – Prueba de manejo

Tuvimos la oportunidad de manejar el Hyundai Sonata Hybrid del 2020, un sedán mediano fabricado …

Powered by